martes, 28 de abril de 2015

RAÍCES


Girando, levedad, suave vaivén

todo se vuelve ligero, se desvanece

hasta que de nuevo la gravedad nos hace poner los pies en el suelo

y echamos raíces por las que quedan anclados,

por las que nuestros sueños se diluyen en la tierra estéril.

Concha García Ros

4 comentarios:

  1. Esos sueños que quizá nunca deberían echar raíces, que sería mejor que siempre volasen libres.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángel, encantada de que te pases por mi casa literaria y dejes tu comentario. Espero leerte más veces por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Qué importantes son los sueños, y que estos no se diluyan en tierra estéril, Concha. Casi tan importante como mantener los pies en la tierra o la cabeza fría. Preciosas letras, guapetona, y estupenda reflexión.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Izaskun, gracias por tus palabras. Un besazo

      Eliminar