miércoles, 23 de abril de 2014

ADIÓS RAYUELA


  Mientras la impía lluvia borraba la rayuela nuestra respiración acelerada empañaba el cristal, la tiza se escurría en el asfalto y la inocencia se esfumaba de puntillas.
Concha García Ros


6 comentarios:

  1. ¡Qué interesante micro, Concha! Muy cinematográfico y redondo.
    Suerte para la próxima semana.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Me alegra saber que te ha resultado visual. Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola, Concha.

    Un tránsito de la inocencia a otro estado menos pueril, quizá.
    Qué brevedad, hijademivida y qué bonito final.

    Unos besos y lo seguimos intentando la semana que viene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Towanda, un tránsito inevitable y mágico también. Un beso

      Eliminar
  4. Hay un tiempo para cada cosa, Concha, ya lo dices. Muy bonita historia.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Manuel, me alegra que te haya gustado. Un abrazo

      Eliminar